Cómo actuar en caso de traumatismo dental

Si existe una estación del año en la que aumentamos la actividad física, especialmente los niños, esa es, sin duda, el verano. Debido a esta mayor actividad en piscinas, campamentos de verano, o excursiones, los traumatismos también tienden a darse con mayor frecuencia en estos meses.

Los golpes en la boca suelen ser tan aparatosos que tras la primera impresión puede entrarnos el pánico y no saber cómo actuar. Es muy importante mantener la calma, y, en primer lugar, comprobar si se ha producido algún corte en labios, lengua o encías, ya que la sangre podría manar de ahí. Posteriormente, se comprobará el estado de los dientes; si el diente está roto, o fuera de la boca, si sólo está roto o fracturado o si tiene movilidad.

En cualquiera de los casos, es fundamental acudir al dentista lo más rápido posible, ya que sólo así podrá evaluarse a tiempo el traumatismo dental y los tejidos que rodean el diente, actuando conforme a las necesidades de cada caso.

Avulsión dentaria

La avulsión dentaria se produce cuando un diente definitivo, conservado íntegramente, sale de su posición en el hueso tras un traumatismo. Este es una de las pocas situaciones reales de emergencia odontología, ya que el éxito de la reimplantación dependerá del tiempo transcurrido tras el traumatismo. Es conveniente intervenir antes de que pase la primera hora.

Antes que nada, habrá que asegurarse de que el diente es permanente, ya que los dientes de leche no deben reimplantarse.

Para favorecer la reimplantación, habrá que coger el diente por la corona, nunca tocando la raíz. Si éste está sucio, se podrá poner bajo un grifo durante 10 segundos, evitando tocar la raíz. Si es posible, es conveniente intentar reimplantar el diente en ese mismo momento, reposicionándolo en el alveolo y mordiendo un pañuelo para mantenerlo en la posición correcta. Si esto resulta imposible, se pondrá el diente en un vaso o recipiente con leche, suero, o en la boca del lesionado, entre los molares o en el interior de la mejilla, y se acudirá al dentista urgentemente.

Cicatrización

Una correcta cicatrización tras una lesión, dependerá en gran medida de la higiene oral. Para prevenir la acumulación de placa y restos de alimentos, se debe cepillar los dientes con un cepillo suave después de comer. Además, es conveniente enjuagarse con clorhexidina 0.1% dos veces al día durante las dos semanas siguientes.

Para un correcto seguimiento se tendrá que acudir al odontólogo, especialmente y con urgencia si se observan complicaciones como cambios de color o fístulas.

Si el diente era de leche y aún falta mucho tiempo para la salida del nuevo diente, puede ser necesario colocar al niño un aparato que le guarde el sitio al definitivo.

Fracturas

Si el diente se fractura, también es conveniente guardar el fragmento dentario y acudir rápidamente el dentista para aplicar el tratamiento más adecuado al caso, y evitar el dolor e infección del diente.

Si se observa movilidad en el diente, hay que evitar tocarlo y manipularlo con la lengua, y de igual modo, acudir lo antes posible al dentista para valorar la necesidad de un tratamiento complementario.

Si vives en Granada, o estás de vacaciones en esta ciudad, no dudes en visitarnos en caso de traumatismo dental. Te esperamos en Clínica Dental Irene Morales.

0 comments

No comments. Leave first!

Leave a reply