Ortopedia dentofacial y ortodoncia

Aunque aún los términos ortodoncia y ortopedia dentofacial tiendan a confundirse, lo cierto es que aunque pertenecen a la misma especialidad dentro de odontología, son conceptos bastante diferentes pero muy relacionados entre sí.

La ortodoncia se encarga de estudiar, prevenir, diagnosticar y tratar las anomalías de forma, posición, relación y función de las estructuras dentomaxilofaciales, así como de prevenir, diagnosticar y corregir las posibles alteraciones y mantenerlas en un estado óptimo de salud y armonia mediante el control de diferentes tipos de fuerzas. Mientras que la ortopedia dentofacial es una especialidad de la odontología que se encarga, mediante el uso de aparatos fijos o removibles, de aplicar estímulos que alteren o modifiquen el patrón óseo facial.

Para modificar las malformaciones del esqueleto facial, se deberá acudir a un cirujano odontólogo especializado en ortodoncia y ortopedia dental. Por lo que tu dentista de confianza, si además es un odontólogo especializado en ello, estará capacitado para realizar tratamientos de una complejidad superior.

Tal y como se ha mencionado anteriormente, existen dos tipos de aparatos ortopédicos, que dependerán del problema en cuestión que se tenga: Los fijos y los removibles. En el caso de los removibles, suelen utilizarse a lo largo de todo el día, ya que están diseñados para aprovechar casi todas las funciones que tiene la boca. Únicamente se retiran durante la alimentación y para su correcta limpieza (que por cierto, es muy sencilla, ya que pueden cepillarse unicamente con agua, sin necesidad de usar ningún tipo de jabón o pasta especial). Mientras que los fijos, como su propio nombre indica, no permiten deshacerse de ellos en ningún momento sin acudir al dentista, por lo que su limpieza deberá hacerse con el cepillo dental con especial cuidado en que no queden restos de alimentos en ninguna parte, debido a que esto podría ocasionar, por ejemplo, que salgan caries.

En cuanto a la mejor edad para aplicar la ortopedia dentofacial, podría decirse que el mejor momento para su colocación es entre los 4 y los 12 años, ya que es el periodo en el que la estructura ósea está en pleno crecimiento. Sin embargo, si se manifiesta un problema a una edad inferior, no existirá ningún inconveniente en comenzar antes el tratamiento. En torno a la niñez temprana y la adolescencia, la intervención profesional para guiar correctamente el crecimiento del rostro tienen grandes beneficios.

Respecto a la duración del tratamiento, dependerá de la patología que presente el paciente, o bien cuando la persona haya terminado su desarrollo óseo, pero siempre será el dentista el encargado de determinar el final de este tipo de tratamientos.

El precio de una ortopedia dentofacial dependerá del diagnóstico que tenga cada paciente de forma particular. Tras un examen clínico, el especialista podrá llegar a la conclusión sobre el estado de la estructura facial del paciente, por lo que sabrá orientarle en cuanto al precio y los posibles métodos de pago. En Clínica dental Irene Morales, tu dentista en Granada, la primera consulta es totalmente gratuita.

Ventajas y desventajas de la ortopedia dentofacial

Ventajas:

-Puede complementarse con un tratamiento de ortodoncia.

-Evita o simplifica la necesidad de recurrir a una cirugía maxilar en edad adulta.

-Hace posible que el paciente consiga una sonrisa 10 y tenga un rostro armónico.

-Simplifica los tratamientos de ortodoncia de larga duración.

Desventajas:

-El precio puede resultar algo elevado por la complejidad del tratamiento.

-La duración, según el caso, puede ser superior a un año.

0 comments

No comments. Leave first!

Leave a reply