Osteoporosis y diabetes: amenazas para los implantes dentales.

3095723473_37837247bf   A lo largo de los años se ha cuestionado si enfermedades como la diabetes o la osteoporosis podrían comprometer el proceso de osteointegración del implante dental y su mantenimiento a largo plazo. Una respuesta inmune-inflamatoria alterada, el retraso de los mecanismos normales de cicatrización o modificaciones en la calidad y la cantidad de hueso alveolar son algunas de las causas que han desencadenado el estudio del tratamiento con implantes en pacientes que presentan estas enfermedades. DIABETES: pregunta con respuesta. La diabetes Mellitus es una enfermedad que se caracteriza por una hiperglucemia crónica porque el organismo no es capaz de sintetizar unos niveles adecuados de insulina, o porque no es capaz de sintetizarla de manera eficaz. Existen dos tipos de diabetes: tipo I, que conlleva una deficiencia total de insulina (insulinodependiente); y tipo II, la mas común, producida por una disminución progresiva en la secreción de insulina o una resistencia periférica a esta. SI NO TENGO CONTROLADA LA DIABETES ¿PUEDO COLOCARME IMPLANTES? En los pacientes diabéticos que no presentan un adecuado control de sus niveles de glucosa se producen alteraciones en la síntesis de colágeno y complicaciones a nivel de los vasos sanguíneos. Esto ocasiona el retraso en la cicatrización de las heridas, lo que afectaría a la capacidad de maduración del tejido donde se ha colocado el implante. Además, si la diabetes no está controlada, la respuesta inmune disminuye, lo que aumentaría el riesgo de padecer una infección tras la colocación del implante. Por tanto, antes de iniciar un tratamiento rehabilitador con implantes dentales es crucial que la diabetes esté adecuadamente controlada. SI MI DIABETES ESTÁ CONTROLADA, ¿PUEDO TENER PROBLEMAS CON LOS IMPLANTES? En las personas diabéticas con un control adecuado de los niveles de glucosa, el éxito del tratamiento con implantes dentales es muy similar al de pacientes que no padecen diabetes. Por ello, la tasa de complicaciones será parecida a la de la población sana ( sin enfermedades sistémicas ) y no superior por el hecho de padecer diabetes. ¿QUÉ MEDIDAS Y PRECAUCIONES DEBO TOMAR ANTES DE SOMETERME A UN TRATAMIENTO CON IMPLANTES SI SOY DIABÉTICO? Lo primero que se debe hacer es cerciorarse de que los niveles de glucosa son adecuados. No está de más acudir al médico habitual que se encarga de revisar el control de la diabetes y explicarle que vamos a someternos a un tratamiento con implantes dentales. El siguiente paso es acudir a nuestro odontólogo para descartar la presencia de caries y otras infecciones y evaluar la salud de las encías. Antes de colocar un implante hay que: tener controlado el nivel de glucosa y tener un perfecto estado de salud de las encías. ¿POR QUÉ ES FUNDAMENTAL CURAR LA PERIODONTITIS ANTES? La periodontitis es una enfermedad infecciosa crónica que cursa con la destrucción  de los tejidos de soporte del diente. Se ha comprobado que los pacientes con un inadecuado control de la diabetes presentan  un mayor riesgo de padecer esta enfermedad y, a su vez, la periodontitis empeora el control de la glucemia. Además, se ha demostrado que esta patología bucodental constituye un factor de riesgo para la aparición de la infección preiimplantaria. La periodontitis empeora el control de la glucemia. ¿TENGO MAYOR RIESGO DE TENER COMPLICACIONES CON LA COLOCACIÓN DE IMPLANTES DENTALES SI TENGO DIABETES DE TIPO I O II? Los estudios que han evaluado este parámetro han demostrado que si la enfermedad diabética esta controlada, independientemente del tipo de diabetes, no existe mayor tasa de complicaciones asociadas a la terapia con implantes que en la población sistemáticamente sana. Una diabetes bien controlada no eleva las complicaciones derivadas de la terapia con implantes dentales.   OSTEOPOROSIS: PREGUNTAS CON RESPUESTA. La osteoporosis es una enfermedad sistémica metabólica que afecta al sistema esquelético y que cursa con una reducción de la masa ósea y una alteración de la microarquitectura de los huesos del organismo, lo que aumenta la fragilidad del esqueleto, y por tanto, eleva el riesgo de sufrir fracturas. Tradicionalmente se ha considerado que podría existir un mayor riesgo de fracaso de los implantes dentales cuando éstos se colocan en un hueso de menor densidad y de menor calidad; sin embargo, las evidencias mas recientes no justifican ese temor. SI PADEZCO OSTEOPOROSIS, ¿TENGO MAS RIESGOS EN MI TRATAMIENTO CON IMPLANTES DENTALES? Estudios recientes han corroborado que la osteoporosis no aumenta las posibilidades de que los implantes no se integren tras su colocación o que se produzca una infección en los tejidos preiimplantarios y perdida del hueso marginal del implante a largo plazo. Otros factores, como historia previa de periodontitis, una mala higiene oral o el hábito tabáquico, si serian factores de riesgo de las infecciones periimplantarias. La osteoporosis, por si misma, no aumenta la aparición de complicaciones inducidas por el tratamiento con implantes. ¿EXISTEN FÁRMACOS PARA EL TRATAMIENTO DE LA OSTEOPOROSIS QUE PUEDEN COMPROMETER LA CICATRIZACIÓN DE LOS TEJIDOS QUE RODEAN EL IMPLANTE? Los bifosfonatos han sido, en las últimas décadas, los tratamientos más empleados para luchar contra las fracturas osteoporóticas. Sin embargo, la terapia con bifosfonatos orales ( alendronato, etidronato, risedronato, etc…) empleados para inhibir el recambio óseo y limitar la reabsorción de hueso, pueden alterar el proceso de cicatrización y favorecer una maduración retrasada de la herida preiimplantaria. Los bifosfonatos pueden comprometer la cicatrización de los tejidos que rodean el implante. ¿QUÉ DEBO HACER SI YA TOMO ESTE TIPO DE MEDICAMENTOS? El porcentaje de complicaciones en el tratamiento implantológico debido al uso de estos medicamentos es muy bajo. La complicación mas seria es la osteonecrosis o muerte de los elementos del hueso por falta de riego sanguíneo, pero, dado que esta circunstancia clínica es extremadamente infrecuente (menos del 1%), lo mejor que podemos hacer es tranquilizarnos y tomar las precauciones establecidas ante la toma estos fármacos. Entre los protocolos de actuación mas extendidos, aunque sin un alto grado de evidencia científica, se recomienda la suspensión del bifosfonato unos meses antes de la intervención para colocar el implante y su continuación unos meses después, la prescripción de antibioterapia tras la misma y la adopción de medidas antisépticas locales que limiten la posibilidad de infección. Se aconseja suspender el uso de bifosfonatos unos meses antes y después proceder a la colocación del implante. ¿QUÉ HACER SI UN MÉDICO ME HA PRESCRITO LA TOMA DE BIFOSFONATOS ORALES? Antes de iniciar el tratamiento con este tipo de fármacos, es recomendable acudir a la consulta de odontología para descartar y eliminar cualquier tipo de patología infecciosa bucal y llevar a cabo la colocación de implantes dentales. Lo ideal antes de comenzar el tratamiento con estos fármacos es tener una boca sana. ¿HAY OTRO MEDICAMENTOS QUE PUEDEN AFECTAR MI TRATAMIENTO CON IMPLANTES DENTALES? Existen otros medicamentos recientemente empleados para el tratamiento de la osteoporosis, como los anticuerpos monoclonales, que están siendo investigados en la actualidad por su posible relación con complicaciones tardías tipo infecciosas en los tejidos que rodean al implante. Se han descrito casos de osteonecrosis de los maxilares, pero la evidencia derivada de dichos estudios es muy baja y no se pueden extraer conclusiones que protocolicen un modo de actuar.

0 comments

No comments. Leave first!

Leave a reply