10 cosas que debes saber antes de hacerte un blanqueamiento dental

Todos deseamos unos dientes blancos y brillantes, ya que dan una imagen sana y cuidada de nosotros mismos. De ahí que en los últimos años hayan aumentado los casos que acuden al dentista para blanquear sus dientes y conseguir una sonrisa más reluciente. Pero, ¿conoces todo lo que debes saber antes de realizarte un blanqueamiento dental? En esta entrada, desde Clínica Dental Irene Morales, dentista en el centro de Granada, te damos 10 consejos que no puedes pasar por alto antes de hacerte un blanqueamiento dental.

1. Con el blanqueamiento dental los dientes pueden blanquearse hasta varios tonos, un trabajo que debe ser realizado por un dentista especializado y colegiado que siga a rajatabla los requisitos previos de salud que deben cumplirse, así como la utilización de métodos certificados y que aseguren la salud de nuestra boca. Por encima de ser un tratamiento estético, se trata de un tratamiento odontológico que requiere una serie de pautas concretas.

2. El profesional que estudie nuestro caso concreto y nuestras necesidades, deberá hacer un diagnóstico previo. El dentista de confianza deberá conocer el estado de nuestras encías, dientes y tejidos blandos, para así ni poner en peligro la salud de éstos y supervisar que el método blanqueante se ejecuta de forma correcta; aplicando el producto el tiempo y cantidad adecuados.

3. El mismo dentista deberá seleccionar la técnica adecuada para proceder al blanqueamiento que más nos conviene según nuestras necesidades. En Clínica Dental Irene Morales se cuenta con el blanqueamiento dental inmediato ZOOM, un revolucionario método activado con luz de plasma fría que en 60 minutos logra resultados espectaculares. Se trata del sistema más utilizado en Estados Unidos y en el resto del mundo es el recomendado por los dentistas más famosos. En cada caso se estudia la intensidad de blanqueamiento más adecuado en función del paciente y las expectativas. Además, ZOOM cuenta con una aplicación móvil para comprobar los resultados en tu sonrisa.

4. Se trata de un tratamiento no doloroso, aunque algunos pacientes pueden sufrir sensibilidad dentaria. No obstante, estos casos pueden prevenirse o controlarse fácilmente para evitar que llegue a ser doloroso. Estos casos suelen ser momentáneos y pueden aplicarse pastas dentífricas especiales o colutorios para disminuir la sensibilidad.

5. Es importante ser consciente de que los dentistas tienen prohibido por ley vender productos blanqueadores a sus pacientes por Internet, por lo que si se encuentra a alguna empresa española vendiendo por este medio este tipo de productos, la web estará cometiendo un delito. Los productos comprados por Internet y los remedios ‘caseros’  para blanquear los dientes pueden poner en grave peligro la imagen y salud de nuestra boca, razón por la que es tan importante consultar con un buen profesional.

6. Algunos alimentos y bebidas manchan nuestros dientes, influyendo en su color antes, durante y después del tratamiento blanqueante. Por esto es importante realizar las medidas de higiene adecuadas, como lavarse los dientes después de cada comida o de ingerir bebidas como el té, el café o el vino, o evitar el exceso de comidas y bebidas con mucho colorante, especialmente si no pueden cepillarse los dientes tras su ingesta.

7. El paso del tiempo también cambia el color de nuestros dientes, razón por la que los tratamientos no duran para siempre. Puede ser necesario realizar algún retratamiento, y por supuesto, tomar las medidas de mantenimiento adecuadas que el dentista proporcionará.

8. Fumar también oscurece los dientes, y más si se combina con una pobre higiene dental. Pero, aunque convenga dejar de fumar por razones más que obvias, el tabaco cambia el color a nivel externo, por lo que es menos grave que otros oscurecedores que lo dientes cogen desde dentro como los producidos por medicinas, problemas dentales, enfermedades, etc. Por ello también es importante visitar al dentista al menos una vez al año, para prevenir problemas que luego alcanzan a ser mucho más graves y caros.

9. Los tratamientos agresivos y poco profesionales pueden dañar gravemente el esmalte del diente. Sin embargo, si el blanqueamiento se realiza de forma correcta, con productos seguros y con regulaciones sanitarias, el diente no sufrirá ningún tipo de daño.

10. Las pastas de dientes o productos que prometen milagros no existen. Estas pastas dentífricas pueden devolver al diente a su color natural o disminuir el tono amarillento, pero nunca hacerlo más blanco. Los productos verdaderamente blanqueadores sólo pueden ser recetados por el dentista en su consulta o indicados por el odontólogo para su uso doméstico, pero no se encuentran en tiendas o farmacias.

0 comments

No comments. Leave first!

Leave a reply