BRUXISMO Y DOLOR CERVICAL.

bruxismo ¿Sabías que el bruxismo y el dolor cervical están íntimamente relacionados? Burxismo y dolor cervical es una condición desencadenada por el estrés y la tensión, que suele representarse cuando el paciente se encuentra ansioso, nervioso o muy tenso. Debido a que es un hábito, muchas veces inconsciente para los pacientes, especialmente para quienes lo padecen en las noches, el diagnóstico de un odontólogo es la mejor forma de confirmar si padecemos bruxismo. Basta con una revisión para que el dentista pueda determinar la presencia de desgaste y fracturas en el esmalte dental típicas de esta patología. Debido a que el origen de esta condición está directamente vinculado al estrés, para tratar el bruxismo, cuando apretamos inconscientemente los dientes, es necesario tomar algunas medidas a nivel dental, pero también es importante realizar cambios en nuestra rutina que nos permitan disminuir la tensión y reducir los niveles de estrés. Una de las recomendaciones más frecuentes de los odontólogos, especialmente en el caso de aquellos pacientes que sufren de una forma intensa los síntomas del bruxismo, es la realización y el uso de una “férula de descarga”, que evita el roce entre dientes, pero esto no elimina la cosa ni minimiza el daño muscular asociado, por lo que debe acompañarse de otros tratamientos complementarios. Los efectos secundarios son: el desgaste de los dientes, que se pueden fracturar, mover del sitio, aflojar, etc. A nivel de otras estructuras de la musculatura de la boca, se nota cansancio, dolor muscular e incluso contracturas musculares, que impiden abrir o cerrar la boca de manera normal, La ATM (articulación temporomandibular) también puede desgastar, puede haber absorción ósea y otras patologías articulares. Éstos pacientes hacen ruido al dormir, rechinan los dientes. Las molestias a la hora de masticar es una de características de ésta patología, incluso hay personas a las que les puede incapacitar bastante. Éstos pacientes se despiertan cansados, con dolor en la boca que, a veces, el dolor se irradia y puede doler también la cabeza y el cuello y se puede hacer o convertir en un dolor crónico. Cuando una persona tiene una mala mordida suele hacer dos cosas; cambiar la posición de la mandíbula y morder con ella en una posición descentrada. Esto provoca tensión. Pero también se puede cambiar la inclinación de la cabeza y esto puede provocar dolor cervical. Siempre que se presenta el burxismo pueden estar comprometidos los músculos del cuello, por lo tanto , en el tratamiento se deben indicar ejercicios para el cuello y a la inversa, a toda persona con trastornos de la ATM y de los músculos masticatorios se le deben indicar ejercicios para el cuello y cervicales. Tomar consciencia del problema es también parte del tratamiento, especialmente en aquellos pacientes que sufren de esto y dolor cervical durante el día. Si las situaciones estresantes o la tensión en tu día a día te llevan a apretar con fuerza tu mandíbula o a rechinar los dientes, es importante estar atento ante estas situaciones y corregir de forma consciente el hábito. Se recomienda realizar algunos cambios para disminuir el estrés y la ansiedad, lo que repercutirá directamente en nuestra condición ayudando a tratar el burxismo y dolor cervical. De las técnicas más importantes para evitar el bruxismo están entre las más famosas las que tienen que ver con técnicas de relajación, actividades tales como Pilates o Yoga son las más recomendadas, ya que no sólo te ayudan a ejercitar el cuerpo, sino a saber respirar y relajarse, combinado con sesiones de masajes y estiramientos. También es muy recomendable realizarse masajes en los músculos del trapecio, ya que ahí se acumula mucha tensión mandibular y el masajista puede aliviarla. Beber mucha agua y evitar hábitos como morderse las uñas o la tapa del bolígrafo, masticar chicle, comer pipas… hay que evitarlas ya que hacen que se tensen mucho los músculos mandibulares y cervicales, aumentando el dolor.

0 comentarios

No hay comentarios. ¡Se el primero en comentar!

Dejar un comentario