8 enfermedades de la lengua que conviene conocer

La lengua, a pesar de ser un músculo fundamental en acciones tan cotidianas e importantes como tragar, o hablar, a menudo es una de las grandes olvidadas en la salud bucal. Un cambio en su color, textura, o el padecimiento de dolor o hinchazón en ella, son las manifestaciones con las que podemos saber que algo en nuestro organismo no está como debería estar.

En esta entrada analizamos algunas de las enfermedades de la lengua más graves para poder ser tratadas lo antes posible.

Candidiasis oral

Si la lengua presenta manchas blancas en su superficie puede deberse a esta infección provocada por hongos. Suele producirse porque el sistema inmunológico está más débil de lo habitual, por lo que si no se trata a tiempo, la cándida podría expandirse por otras partes del cuerpo y provocar una infección en el esófago (esofagitis), en los ojos (endoftalmitis), en las articulaciones (artritis), e incluso en el corazón (endocartitis) o en el cerebro (meningitis).

Leucoplasia Vellosa

Esta lesión oral está intimamente asociada con el virus de la inmunodeficiencia humana VIH, presente en el 75% de las personas en las que se diagnostica SIDA antes de los 3 años. Se trata pues de un signo de alarma dermatológico importante y a tener en cuenta. Se presenta en la lengua como una lesión arrugada en los bordes laterales de la lengua, de aspecto blanquecino y asintomática, aunque también puede afectar al suelo de la boca, al paladar o a la mucosa bucal.

Escarlatina

La escarlatina se manifiesta en niños y adultos con manchas y coloración roja de la lengua (puede recordar a una fresa) y está ligada a la fiebre. Si se padecen ambos síntomas se debe consultar con el médico de forma inmediata, ya que puede tratarse de un trastorno de escarlatina, que se tendrá que tratar con antibiótico.

Glositis

Produce cambio de coloración y sensación de hinchazón y ardor. Es un trastorno inflamatorio que puede haberse provocado por una irritación al consumir alimentos picantes, bebidas alcoholicas o tabaco, y también por infecciones bacterianas, quemaduras o infecciones virales. Aunque también puede padecerse de forma hereditaria.

Cáncer oral

Tanto la lengua, como los labios, son dos de las zonas donde más tiende a desarrollarse el cáncer oral, siendo los más frecuentes los carcinomas escamocelulares, que pueden expandirse muy rápidamente. Si se observa una llaga en la lengua, o en otra zona bucal, o una úlcera o sangrado que no parece mejorar, es importante visitar lo antes posible a nuestro médico. El consumo del alcohol y el tabaco aumentan el riesgo de padecer cáncer, por lo que conviene moderar o eliminar su consumo.

La enfermedad de Kawasaki

Esta enfermedad, más frecuente en niños menores de 5 años, se manifiesta con una inflamación de los vasos sanguíneos, con una lengua con aspecto de fresa revestida de blanco o manchas rojás en la parte de atrás, así como ojos inyectados en sangre y manos y pies hinchados y rojos. Requiere tratamiento inmediato.

Lengua dentada

Aparece en las personas que aprietan mucho la lengua contra los dientes, presentando huellas en los bordes laterales y en la punta de la lengua, de alguna manera es como si la lengua pretendiese dejar espacios para albergar los dientes.

El roce continua y su consiguiente irritación, provoca que el paciente empuje aún más la lengua contra las piezas dentales y empeore la patología. No es una enfermedad, sino un trastorno que puede aparecer en personas nerviosas o con macroglosias adquiridas. El tratamiento consiste en tratar de evitar el contacto constante, ya sea puliendo los dientes o colocando una férula que lleve a cabo este fin.

Lengua geográfica

Esta patología es más común en los niños, y se asocia a cuadros de alergia y psoriasis. Se manifiesta por unas zonas rojas, circulares u ovaladas en el dorso de la lengua, que muestran una delimitación precisa y un halo blanquecino de leucodema, que pueden cambiar en cuanto a forma y posición de unos meses a otros. Puede producir escozor, que será tratado con enjuages especiales o antihistamínicos en solución.

Es importante recordar al paciente que no es un problema grave, ni indicio de cáncer.

La boca siempre nos avisa a tiempo de que algo no funciona bien, por ello es tan importante visitar al dentista al menos una vez al año, ya que en una revisión del odontólogo pueden prevenirse enfermedades mucho más perjudiciales para nuestra salud.

En Clínica Dental Irene Morales, dentista en Granada, estaremos encantados de aconsejarte sobre cualquiera de ellas.

Te puede interesar:

 Todo lo que necesitas saber sobre la odontología conservadora

– 5 ventajas de la limpieza dental

Artículos relacionados
¿Se deben quitar los dientes flojos?

julio 10, 2018
Una situación común, prácticamente entre todos los niños, es que los dientes de leche comiencen a caérsele pero no se descuelguen del todo. Se produce así el efecto conocido como..

Infección de muelas, causas y tratamiento

febrero 22, 2017
Si sientes un desagradable dolor en las muelas y tus encías están inflamadas, posiblemente estés sufriendo una infección de muelas. Ésta está propiciada por una incorrecta higiene bucodental y puede..

0 comentarios

No hay comentarios. ¡Se el primero en comentar!

Dejar un comentario