Mucositis y periimplantitis, causas y tratamiento

Como ya hemos mencionado en muchas ocasiones, si padeces alguna enfermedad dental ésta no desaparecerá con los implantes dentales. Por ello, el uso de implantes debe ir acompañado por una perfecta higiene dental, si queremos que los implantes duren toda la vida. Al igual que las encías que rodean los dientes sufren enfermedades como la gingivitis, las que rodean a los implantes pueden sufrir mucositis o periimplantitis. La mucositis perimplantaria es una enfermedad producida cuando los tejidos blandos que rodean al implante se inflaman. Esta patología, habitual en personas con implantes, es reversible y no supone la pérdida del hueso. Por su parte, la periimplantitis se produce cuando a la inflamación de los tejidos blandos se le une a la de los tejidos duros. En este caso, sí puede estar en peligro el hueso que sujeta al implante y, además, puede producir problemas estéticos como la recesión de las encías o la pérdida del implante afectado si no se aplica un tratamiento a tiempo.

Pero, ¿qué causa la mucositis?

El motivo principal que causa esta enfermedad es la acumulación de placa bacteriana, que puede estar causado por:

  • Una mala higiene dental.
  • Un mal diseño de las prótesis o una colocación inapropiada de las fijaciones del implante.
  • El tabaco.
  • La diabetes no controlada.
  • Ser propenso a sufrir periodontitis.

A estos factores hay que sumarle el hecho de no asistir a las revisiones oportunas al dentista tras la colocación del implante. Ya que estas visitas son de gran importancia para controlar la evolución del implante.

¿Cómo se tratan las enfermedades periimplantales?

La mucositis se soluciona controlando la acumulación de sarro. Por lo que es de vital importancia que se comprenda que la prevención es clave en este tipo de patologías. Y para prevenir, nada como adoptar una adecuada rutina de higiene bucodental, a la que puede sumarse un colutorio especial para pacientes con implantes. Junto a la higiene dental, es importante que el paciente esté supervisado por su dentista, el cual podrá obtener un diagnóstico temprano en el caso de producirse alguna de estas enfermedades periimplantales. Garantizando así una vida más duradera de los implantes dentales.

0 comentarios

No hay comentarios. ¡Se el primero en comentar!

Dejar un comentario