Periodoncia, todo lo que debes saber

Las enfermedades periodontales son la principal causa de pérdidas de dientes en los adultos. Éstas afectan a dos terceras partes de los adultos y a un 90% de las personas mayores.

¿Pero, en qué consisten y cómo prevenirlas?

La enfermedad periodontal se define como una infección de dientes, encía y hueso, provocada por la placa bacteriana que se acumula en nuestros dientes. Debido a que no presenta síntomas dolorosos en sus primeras etapas, es posible sufrirla y no ser consciente de ello, por lo que siempre es conveniente realizar al menos una visita al año al dentista para hacernos una revisión exhaustiva.

Los signos que presentan estas enfermedades son el enrojecimiento de las encías, sangrado en éstas con el cepillado, aparición de abscesos, mal aliento, aumento de la sensibilidad dentaria y encías con retracción, dando la sensación de que los dientes se han alargado.

Debido a que la placa bacteriana es el factor determinante para su desarrollo, la mejor manera de prevenirlas es una higiene oral adecuada, así como visitas periódicas al dentista. El sarro que se acumula en nuestros dientes por falta de lavados y cuidados periódicos, contribuye a que la placa bacteriana vaya dañando a la encía. Lo que provoca la placa bacteriana es una debilitación de la configuración normal de la encía, por lo que permite a las bacterias pasar a ella, inflamándola y dando lugar a la gingivitis.

En esta entrada anterior te contamos las causas y consecuencias de esta enfermedad de las encías que afecta al 75% de niños y jóvenes:

Cuando esta gingivitis se encuentre en fases superiores, se tendrá que usar antibiótico y enjuagues específicos que disuelvan toda la placa acumulada. Si esta enfermedad no se diagnostica de forma temprana, y no se trata, puede dar lugar a la periodontitis, o piorrea.

La periodontitis afecta al 90% de la población mayor de 35 años y consiste en una destrucción del hueso que sujeta al diente, por lo que si no se trata correctamente, termina provocando la pérdida de la pieza dentaria.

Tratamiento dental

Para evitar las enfermedades periodontales, la odontología dispone de la periodoncia, un tratamiento que se encarga de detectar y tratar las patologías que afectan a los tejidos de revestimiento y soporte del diente (encía, ligamento periodontal y el hueso alveolar). Además, esta especialidad estudia la prevención de estas enfermedades, esencial para actuar a tiempo y evitar daños mayores.

En el caso del tratamiento contra la gingivitis, la periodoncia consiste en realizar una limpieza de boca que elimine la placa bacteriana y el sarro producido por los restos de alimentos y las bacterias de nuestra boca. Además, se lleva a cabo una acción educativa a través de la cual se explica al paciente cómo debe realizar su higiene bucal para que no vuelva a sufrir gingivitis ni otras enfermedades periodontales.

Si no se acude al profesional a tiempo, la gingivitis fácilmente progresará, creando bolsas periodontales por la acumulación de sarro y placa bacteriana bajo la encía, que dañarán al diente, así como al hueso y tejidos que lo sostienen. Llegados a este punto, la periodoncia se basará en raspar y alisar la raíz del diente para eliminar la placa bacteriana y el sarro de las bolsas periodontales. Y si esta enfermedad avanzase aún más, se podría hacer necesaria una cirugía periodontal y regenerar el hueso que ya se haya perdido.

El tratamiento de periodoncia se complementa con un mantenimiento cada 3 o 6 meses, necesario para que el dentista evalúe que se está llevando a cabo una higiene dental adecuada, evalúe las piezas dentarias una por una y realice una limpieza dental de mantenimiento y prevención.

Finalmente, desde la Clínica Dental Irene Morales, situada en Granada, insistimos en que para prevenir este tipo de enfermedades, y muchas otras, es necesario someterse a una buena higiene bucal diaria, utilizando el cepillo de forma correcta, así como el hilo dental, un dentífrico adecuado, colutorios y otros productos especiales que ayuden a controlar la acumulación de bacterias en la boca.

0 comentarios

No hay comentarios. ¡Se el primero en comentar!

Dejar un comentario