¿Por qué es importante reponer un diente perdido?

Una caída desafortunada, un golpe, una mala higiene dental o una enfermedad, pueden ser motivo de que a lo largo de nuestra vida perdamos algunas piezas dentales. A pesar de que esto hoy en día tiene fácil solución, algunas personas dejan pasar el tiempo y finalmente optan por no reponer la pieza perdida. Esto, además de los problemas estéticos que origina, puede desembocar en malestar y en todo tipo de enfermedades bucodentales.

Por estos motivos, es importante solventar estas ausencias y reponer las piezas más deterioradas. Para ello, cuando es totalmente imposible salvar las piezas originales, pueden reponerse gracias a las prótesis dentales.

Actualmente, existen prótesis de diversos materiales adecuadas para cada presupuesto y problema concreto. Entre los distintos tipos podemos diferenciar las fijas y las removibles, siendo las fijas más estéticas y cómodas para el paciente. Además, pueden ser tanto cementadas como atornilladas, consiguiendo ambas unos resultados impecables y duraderos.

Para conocer a ciencia cierta qué solución se adecua más a nuestro problema, lo más adecuado es visitar a nuestro dentista de confianza.

La importancia de reponer una pieza dental reside en que cada diente tiene una función específica en nuestra boca. Por esto, si falta alguno de ellos, el resto de dientes deberán compensar las funciones que debería de realizar el caído.

Consecuencias ante la falta de piezas dentales

  • Movimientos dentales: Los dientes cercanos al perdido, tienden a moverse para ocupar el nuevo hueco. Esto provoca que se creen aún más espacios donde la comida puede acumularse, aumentando de tal manera el riesgo de caries y problemas de sangrado e inflamación de encía.
  • Problemas al masticar: Ya que el resto de dientes deberán trabajar más, se puede producir una sobrecarga que conlleve desgastes y problemas en la articulación.
  • Problemas de estética: La falta de un diente ocasiona principalmente problemas estéticos, especialmente si se trata de una pieza delantera.
  • Problemas en el hueso: Al dejar de cumplir su función, el hueso que sujetaba al diente perdido puede llegar a atrofiarse.
  • Problemas digestivos: Como ya sabemos, los problemas bucales repercuten en el conjunto de nuestra salud. Por ello, el no poder realizar de forma adecuada la función de masticación, podemos sufrir problemas digestivos.

En Clínica Dental Irene Morales contamos con todo tipo de tratamientos acordes a tus necesidades. No dudes en visitarnos y en preguntar sin ningún tipo de compromiso. ¡Te atenderemos con mucho gusto!

0 comentarios

No hay comentarios. ¡Se el primero en comentar!

Dejar un comentario