¿Qué es una endodoncia?

Cuando un paciente acude a nuestra clínica con la pulpa del diente dañada a causa de caries, un traumatismo o enfermedad periodontal, existen dos posibles soluciones. Por una parte, la más tradicional, es decir, la extracción de la pieza dental, y por otra, la endodoncia.

¿En qué consiste la endodoncia y cuándo debe realizarse este tratamiento?

En los casos en los que el interior del diente se encuentra dañado o muerto, la persona que lo sufre puede padecer dolor y sensibilidad al frio, al calor o al dulce. No obstante, es frecuente que tras algunos episodios de dolor agudo, éste cese.

Algunas personas pueden pensar que esto es indicio de que el estado del diente ha mejorado, sin embargo, la desaparición del dolor se puede deber a la muerte del nervio. Cuando esto sucede la situación se agrava aún más, ya que la presencia de tejido muerto en nuestro organismo puede desembocar en una infección.

Por este motivo es importante acudir a un dentista profesional que pueda verificar la situación y vitalidad de la pieza dañada, y así poder actuar en consecuencia. Actualmente, gracias al avance de las técnicas odontológicas y de la anestesia, la endodoncia ha ganado un puesto privilegiado frente a extracción del diente, ya que a través de este tratamiento de conductos es posible mantener la pieza dental.

La endodoncia es un tratamiento utilizado por los odontólogos para eliminar, en parte, o por completo, la pulpa del diente y sellar el conducto pulpar. Una vez extraído el tejido dañado o muerto del interior de la pieza dental, este espacio queda limpio y listo para ser rellenado de nuevo.

Para llevar a cabo este tratamiento, se anestesia la zona en la que se va a actuar, se realiza un agujero en la corona del diente y posteriormente se extrae la pulpa dañada. Esto permitirá al odontólogo proceder a la limpieza del conducto y la consiguiente obturación y sellado de la corona con materiales específicos.

Estas piezas dentales restauradas pueden durar toda la vida si reciben los cuidados necesarios. La reaparición de caries no se descarta, por lo que resulta esencial adoptar unos buenos hábitos de higiene bucodental y acudir a revisiones regulares para evitar posibles problemas.

0 comentarios

No hay comentarios. ¡Se el primero en comentar!

Dejar un comentario